Ejemplo de autoedición exitosa: Vetusta Morla

El acuerdo alcanzado entre Sony Music España y Pequeño Salto Mortal SL (el sello propio de Vetusta Morla) es un claro caso de éxito en la autoedición de un grupo. Hasta ahora, Vetusta Morla venían autoeditando toda su música a través de su sello discográfico, y recurría a acuerdos con terceras empresas para poder distribuir su música. Por ejemplo, tienen contratada las labores de comunicación con la empresa Promociones Sin Fronteras, el booking con esmerArte y la distribución con Altafonte (España), Arts & Crafts (México), 300 Producciones (Argentina) y GMO The Label (Alemania). Se trata de un fórmula muy inteligente para un artista que opta por autoeditarse, puesto que han profesionalizado procesos empresariales en la comercialización del disco a través de dichas colaboraciones. Y el éxito de público y ventas les viene dando la razón.
Ahora Sony les permitirá distribuir mundialmente, y no solo en España, México, Argentina y Alemania. Para un sello independiente de autoedición ir alcanzando licencias para la distribución en cada país puede ser un esfuerzo titánico, por lo que el acuerdo va a suponer un espaldarazo definitivo a su expansión internacional. Sony también se va a ocupar de reeditar y distribuir todas las grabaciones previas de la banda, y claro está, de la promoción de los discos con todos los recursos que una multinacional puede ofrecer: emisoras comerciales, espacios de comunicación de mayor audiencia, gasto en publicidad,…
Esto no es un fichaje de un grupo independiente por una multinacional, sino la colaboración entre dos empresas con funciones diferenciadas. De esta manera, Vetusta Morla seguirá componiendo y grabando desde su propia discográfica con total libertad creativa ya que la intervención de Sony se limita a la distribución de sus futuros trabajos, junto a las reediciones anunciadas. En esta línea insiste la nota de prensa publicada en la web de la filial española de Sony:
“Ahora es Sony quien se suma al equipo y a la filosofía de Pequeño Salto Mortal”, explica la banda. Es desde esa perspectiva como se ha alumbrado una alianza “que nos permitirá seguir grabando los discos que queremos con PSM, nuestro pequeño gran sello, sobre los mismos ladrillos, ideas y valores con los que empezó esta aventura”.
“Es un verdadero honor poder formar parte de la familia de PSM y trabajar junto al talento de la banda que ha marcado el paso en la música rock independiente de nuestro país en la última década” apunta José María Barbat, Presidente de Sony Music Iberia.
En un post anterior publicado en Sympathy for the Lawyer explicábamos el proceso de autoedición para un grupo, especialmente la creación de una discográfica propia que fuera titular de las grabaciones como productor fonográfico según el artículo 114 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual. Posteriormente el sello del grupo autoeditado puede continuar con el proceso de fabricación, promoción y distribución, o bien recurrir a contratarlo a terceras empresas como el caso de Vetusta Morla en sus dos etapas de autoedición: primero con colaboraciones con diversas empresas independientes y ahora con la major Sony.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies