Cómo registrar una canción o un disco

Las canciones, discos y composiciones musicales en general son obras objeto de Propiedad Intelectual, lo que significa que su autor dispone de una serie de derechos frente a terceros. El autor o el titular de los derechos sobre las obras deberá protegerlos para evitar usos no autorizados o casos de plagio. Uno de los aspectos clave en la protección de tales derechos será el registro de las obras como prueba de nuestra autoría o nuestra titularidad de derechos (en el caso de editoriales, sellos discográficos o productores de fonogramas). Pero ¿cómo registrar una canción o un disco?

En España existe la opción de acudir a tres registros: Registro General de la Propiedad Intelectual, registros privados de propiedad intelectual y registro de la SGAE (la SGAE no tendría finalidad probatoria sino de gestión y cobro de derechos patrimoniales).

registrar una canción

Imagen: picjumbo.com

Registrar una obra con finalidad probatoria es muy aconsejable pues facilitará la labor cuando queramos ejercer nuestros derechos de autor: requerir a un tercero que deje de utilizar una canción, acciones judiciales frente a un plagio, firmar un contrato editorial, ceder nuestra obra puntualmente,… Cualquiera de esos actos será más fácil si podemos probar la autoría de manera directa sin necesidad de recurrir a indicios o pruebas de otra índole.

Es muy importante que no olvidemos nunca que en España no es necesario registrar o realizar un acto administrativo para ser considerados autores, al autor le basta crear para ser considerado como tal: “La propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación” (Artículo 1 Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual). El autor, artista o creador tiene una protección automática, a diferencia de la Propiedad Industrial (marcas, patentes, diseños industriales,…) en el que es necesario registrar para ser considerados titulares de los derechos.

Registrar una canción: Registro general de la Propiedad Intelectual

El registro público de la Propiedad Intelectual tiene carácter único en toda España, pero corresponde a las Comunidades Autónomas establecer el funcionamiento y gestionar el registro de las obras. Hay Comunidades Autónomas que no han desarrollado esta competencia y las funciones son asumidas por el Registro Central que dispone de sede en las capitales de provincia que no disponen de órgano autonómico.

Se pueden inscribir los derechos de autores (compositor de una canción), intérpretes y ejecutantes (músicos que sin ser autores intervienen en la grabación de un disco o en un concierto), productores de fonogramas (sellos discográficos que han grabado el disco en virtud de un contrato discográfico con los músicos y autores). Lógicamente también pueden acudir a este registro los autores de otro tipo de obras (literarias, pictóricas, plásticas,…) así como otros titulares de derechos de Propiedad Intelectual según la ley tales como productores de obras audiovisuales, entidades de radiodifusión,…

En el Registro público de Propiedad Intelectual se puede registrar la autoría o titularidad sobre la obra, así como los actos posteriores sobre estas obras (contratos, cesión de derechos, cambios de titularidad,…).

Es recomendable acudir a este registro (sin perjuicio de utilizar otros registros o pruebas) puesto que genera una presunción de que los derechos inscritos existen y pertenecen a su titular en la forma determinada en el asiento respectivo. La autoría o titularidad se puede probar de cualquier forma admitida en derecho pero la prueba de este registro tiene algo así como un plus frente a las demás. Pero repito, para ser considerado autor no es imprescindible el registro.

Cómo registrar una obra en el Registro de la Propiedad Intelectual

Para registrar una canción o una grabación en el Registro General de la Propiedad Intelectual será necesario:

a) Formulario de inscripción. Varía en función del tipo de titular: autor, heredero, cesionario,…

b) Acreditación de identidad. DNI, pasaporte, escrituras (para el caso de sociedades.

c) Documentos de la obra.

d) Pago de tasas (no son importes muy elevados).

Los documentos o materiales de la obra dependerá si estamos ante el registro de la autoría de una canción o si queremos registrar la grabación de un disco. En el primer caso queremos proteger la composición (con o sin letra) de una pieza musical sin ser interpretada. Si registramos una grabación será la interpretación de obras musicales (el autor puede ser el músico o grupo o ser canciones de otros, versiones) con sus arreglos y aportación artística en la ejecución o interpretación.

Si queremos registrar canciones u obras musicales como autor debemos indicar en la solicitud:

  • El género musical.
  • Número de compases y la duración aproximada.
  • La plantilla instrumental y vocal, en su caso, de la obra.
  • Un ejemplar de su partitura.
  • En su caso, número de depósito legal.

Si lo que vamos a registrar es una producción fonográfica (discos, singles, grabaciones de un concierto,…) hay que indicar:

  • Título y, en su caso, autor de la obra fijada en el fonograma.
  • Nombre de los principales artistas-intérpretes o ejecutantes.
  • Declaración del productor acreditando que dispone de las autorizaciones de los artistas.
  • Tipo de fonograma y sistema de grabación.
  • Fecha de la grabación y de la divulgación.C
  • Copia del fonograma.
  • En su caso, número de depósito legal.

El Registrador calificará las solicitudes presentadas y la legalidad de los actos y contratos relativos a los derechos inscribibles, pudiendo denegar o suspender la práctica de los asientos correspondientes. Contra el acuerdo del Registrador podrán ejercitarse directamente ante la jurisdicción civil las acciones correspondientes. Anualmente registra una media de 35.000 obras.

Registros privados de propiedad intelectual

Como alternativa (o complemento) al registro público de Propiedad Intelectual podemos acudir a servicios de empresas privadas que actúan como terceros de confianza, y acreditan la existencia de un documento en un momento determinado a través de Internet. Estos registros generalmente permiten registrar autoría o titularidad sobre una obra, así como gestionar derechos de autor mediante la concesión de licencias a terceros o seleccionar una licencia creative commons. Las ventajas son mayor agilidad en el registro y sencillez de las solicitudes, aunque no tienen la presunción de titularidad que sí ofrece el registro público.

Existen varios servicios de este tipo. Yo estoy acreditado como experto en Propiedad Intelectual en Safe Creative, y de esta manera puedo actuar ante ellos representando a mis clientes y gestionando el registro de sus obras con mejores precios; de esta manera el artista o sello se despreocupa de los trámites administrativos.

También se puede utilizar el servicio de los Notarios que, bajo su condición de fedatarios públicos, realizarán una acta notarial para constatar hechos como pueden ser la existencia de una determinada obra objeto de Propiedad Intelectual. Como podrás imaginar, el acta notarial es la opción más cara de todas.

Registro de canciones en SGAE

Si queremos asociarnos a la SGAE como autor para encomendarle la gestión colectiva de nuestros derechos de explotación será necesario el registro de las obras ante esta entidad, además de tramitar la inscripción como socio. Por tanto, el registro de SGAE no tiene finalidad probatoria de la existencia de derechos sino la gestión y cobro de éstos.

Este trámite lo puede realizar tanto el autor de la composición musical como el editor musical. Como hemos visto en un post anterior, es habitual que los autores musicales cedan sus derechos a través de un contrato de edición musical para que sea el editor el que se ocupe de la gestión de los derechos.

Al registrar una canción en SGAE se debe informar en el formulario:

  • Título de la obra
  • Género musical
  • Nombre de los autores de la obra
  • Porcentaje de derechos si son varios los autores
  • Partitura (música y letra) 

Una vez registrada una canción u obra musical en SGAE ésta pasa a formar parte del repertorio de la entidad de gestión.

 

El registro y defensa de los derechos de autor sobre obras musicales (canciones, discos, conciertos, arreglos,…) es fundamental, sobre todo hoy día debido al impacto de Internet y elevado número de supuestos en los que puede ocurrir un uso no autorizado o conflictos sobre la originalidad/copia entre obras. Si eres compositor, productor, músico, sello discográfico o editorial musical podemos asesorarte sobre el registro de obras y la defensa legal de tus derechos. Pide una primera consulta gratis y sin compromiso con nosotros en este enlace.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies