Consecuencias del Brexit para la música

Consecuencias del Brexit para la música

¿Qué implicaciones tendrá el Brexit en conciertos y festivales? ¿Será necesario un visado para músicos? ¿Cuáles serán las cargas burocráticas en las giras europeas? ¿Habrá que pagar en aduanas por equipo y merchandising? ¿Se verá afectada la directiva de Copyright? ¿Qué pasará con el value gap? En este artículo explicamos los trámites y obligaciones legales que la industria musical tendrá que asumir tras el Brexit.

Con la salida de UK se acaba la libre circulación de bienes y personas por el territorio europeo. Esto supondrá probablemente un fuerte incremento en la carga burocrática para las giras, lo que se traduce en costes económicos y dificultades añadidas: visados, Seguridad Social aplicable, tasas aduaneras,… También pone en riesgo protección a los creadores perseguida por la Directiva de Copyright. 

Las giras de artistas europeos por la UE eran más sencillas de gestionar que las de artistas procedentes de Latinoamérica, USA o África, por ejemplo. ¿Por qué? Una banda de Reino Unido no tenía que solicitar visado para tocar en España, le bastaba con un certificado A1 para mantener su alta en la seguridad social británica y no tenía que declarar en aduanas sus instrumentos o merchandising. También ocurría al contrario, con músicos de España que fueran a tocar a Londres. Eso cambia a partir de ahora.

Plazos del Brexit

Desde el 31 de enero el Reino Unido no pertenece oficialmente a la Unión Europea. Pero los efectos del Brexit no se empezarán a notar hasta el 2021, pues existe un período de transición durante 2020 para negociar los nuevos términos de la relación UK-UE a través de un acuerdo comercial. Durante 2019 anduvimos conteniendo la respiración ante la posibilidad de un divorcio sin acuerdo y cómo afectaría ese Brexit duro a la industria musical. Finalmente no se produjo ese Brexit duro, que hubiera supuesto una salida precipitada en noviembre de 2019. Ahora las consecuencias reales de la salida dependerán de la evolución de las negociaciones del trade deal durante 2020.

Visados para músicos tras el Brexit

Una de las cuestiones que debe resolver el acuerdo comercial entre UK y UE es la exigencia de visados en las fronteras. Si ese acuerdo no lo remedia, a partir de 2021 ya no será suficiente con presentar el pasaporte. Según la normativa de extranjería, los artistas que vienen a España para actuaciones no necesitan permiso de trabajo si no realizan más de 5 conciertos continuados o 20 en seis meses, pero sí lo que denominamos visado de artistas (excepción a la autorización de trabajo). Se trata de un trámite en el consulado español del país de residencia del artista que con muchos clientes no europeos nos ha generado grandes dificultades con los plazos y documentación.

Ante esta incertidumbre, la Unión de Músicos británicos ha iniciado una campaña para solicitar a sus representantes políticos la negociación del Pasaporte de Músicos o Pasaporte Cultural, que elimine la exigencia de estas trabas burocráticas.

Alta en Seguridad Social de extranjeros para conciertos

Tras el Brexit, el trade deal debe contemplar el mecanismo para mantener la aplicación de Seguridad Social de origen cuando se viaja para dar un concierto. De lo contrario, las bandas de UK que vengan a tocar deberán darse de alta y cotizar en España, lo que supone un trámite administrativo complejo y lento, así como un sobrecoste por la duplicidad de cuotas de cotización tanto en origen como en el país del concierto.

Los artistas europeos no tienen que darse de alta en la Seguridad Social del país donde actúan si presentan el certificado A1 emitido por la administración competente donde residen y cotizan de manera habitual. Para los músicos y crew de países no miembros de la UE, normalmente existe un convenio internacional sobre Seguridad Social que permite extender la protección de origen y ahorrar el alta y cotización en España.

Impuestos y aduanas en giras europeas

Al salir de la UE, los desplazamientos de materiales por la frontera británica ya no disfrutarán del régimen de IVA como operaciones intracomunitarias y quedan sujetas como importaciones. Esto implicará un control aduanero sobre los instrumentos, equipo musical y técnico con el que se viaje, con la obligación de cumplimentar el denominado Carnet (cuaderno ATA) para evitar pagar tasas y acreditar que ese material no se ha vendido durante el viaje. El merchandising sí se comercializará durante los conciertos, por lo que deben liquidarse derechos aduaneros.

Directiva de Copyright y brecha de valor

El gobierno británico ya ha anunciado que no va a transponer la Directiva de Copyright. Esta norma, y su famoso artículo 13 (luego pasó a ser el artículo 17), ha sido una de las grandes batallas en materia de propiedad intelectual entre creadores y empresas frente a los gigantes de Internet. Uno de sus objetivos era acabar con el value gap o brecha de valor entre lo generado por la explotación de contenidos en plataformas de Internet y lo que acaban percibiendo sus responsables.
Si UK no traspone la directiva, el lobby capitaneado por Youtube-Google tiene una nueva oportunidad para ejercer presión en el legislador, lo que puede traducirse en un perjuicio para artistas independientes y pequeños sellos discográficos.

Las distorsiones del Brexit

Desde Informativos Cuatro se hicieron eco de los problemas que traerá el Brexit para la música en general, pero especialmente para los conciertos y festivales de músicos británicos en nuestro país. Además de utilizar nuestro blog como fuente para desgranar las consecuencias legales, nos invitaron a participar en la noticia que puedes ver en este enlace.

Otras implicaciones del Brexit en giras y festivales de música

Seguros sanitarios. La tarjeta sanitaria europea dejará de ser aplicable en UK y habrá que salir de gira con un seguro médico privado.

– Vehículos. para circular con su furgoneta en UK una banda de la UE deberá a partir de ahora solicitar la “Green Card” (certificado internacional de seguro de responsabilidad civil de vehículos terrestres automóviles). Por otro lado, las personas con permiso de conducir británico deberán validarlo con un estado de la UE.

 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *