Estas son las medidas de los países europeos para la celebración de festivales y conciertos en 2021

Estas son las medidas de los países europeos para la celebración de festivales y conciertos en 2021

A estas alturas de año la mayoría de los promotores de festivales de verano deberían estar ultimando detalles con los artistas, proveedores, recintos, etc. Desgraciadamente, la pandemia mantiene paralizada la programación en salas de conciertos, festivales y giras. Multitud de giras han sido aplazadas a 2022, y festivales como Glastonbury, Coachella, Stagecoach y Lollapalooza ya han anunciado la cancelación definitiva de su edición 2021. Sin embargo, también empiezan a implantarse protocolos para eventos en muchos territorios que alimentan la esperanza para salvar parte de la actividad.

Hemos realizado un repaso de las soluciones que se están desarrollando en los principales países europeos para la celebración de conciertos y festivales música en 2021. Realización de test de antígenos a la entrada, carnet de vacunación, reajuste de aforos, protocolos de seguridad sanitaria, eventos experimentales,… son algunas de las medidas que ya analizábamos en un artículo previo sobre las posibles soluciones para la vuelta de una cierta normalidad en la música en vivo durante 2021También hemos recopilado las medidas por parte de los distintos gobiernos europeos para ayudar al sector de la música: rescates económico, extensión de las ayudas, fondos de compensación para cancelaciones,…

ALEMANIA

El Ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz anunció en diciembre de 2020 un fondo de cancelación de eventos de 2.500 millones de euros para que los organizadores de eventos puedan planificar el segundo semestre de 2021 sin el riesgo financiero que supone un posible brote de Covid.

Además el Ministro ha afirmado que también está trabajando en un programa de financiación para apoyar los eventos culturales que se vean afectados económicamente por las pérdidas causadas por las restricciones de capacidad, financiar los costes de las pruebas del SARS-CoV-2, así como afrontar los costes de personal y logística necesarios para llevarlas a cabo y reembolsar los costes de reprogramación y cancelación de eventos. 

Todo esto está en marcha gracias al trabajo conjunto entre el gobierno alemán y las asociaciones del sector.  Para tramitar estas ayudas, los artistas simplemente han tenido que enviar telemáticamente sus datos personales, el número de identificación fiscal, un formulario legal y en solo tres días la ayuda ya se encuentra en la cuenta del beneficiario, y los artistas llegan a recibir 10.000 € por 12 meses.

Los promotores británicos temen que haya un traslado de talento a otros países con mayores medidas de reactivación de la música en vivo.

FRANCIA

El pasado 15 de febrero se reunieron la ministra francesa de Cultura y 14 promotores de festivales, donde se reiteró desde el gobierno que es “Optimista para festivales y espectáculos sentados”, aunque también mencionó que “los espectáculos de pie es algo más complicado”. En Marsella y Francia, en la misma línea del concierto de la sala Apolo de Barcelona, van a testar las medidas de seguridad de cara a los festivales de verano.

Se están organizando dos conciertos de prueba en la segunda quincena de marzo, realizados conjuntamente con el Inserm (Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica). Los protocolos de seguridad ya están organizados, una división por aforos de 1000 personas con mascarilla obligatoria y donde todos los asistentes serán evaluados el día antes, siete días después y catorce días después del concierto. Sin embargo será un concierto sentado, pero tendrán derecho a levantarse, solo para bailar. Aunque Aurélie Hannedouche de Sma (Unión de música contemporánea) comenta que “los resultados de los conciertos de Marsella y París llegarán demasiado tarde para los festivales de verano que deben tomar su decisión ahora“.

De todas maneras, el 18 de febrero se vuelven a reunir el Ministerio de Cultura y las asociaciones del sector francés para tomar una decisión con respecto a los Festivales de Verano, así como las capacidades de aforos y el distanciamiento social de los grandes eventos.

Por su parte, en mayo de 2020, el Gobierno francés destinó un fondo para pequeños eventos y un aumento de 50 millones de euros en el presupuesto nacional para apoyar a  las empresas culturales durante la crisis del coronavirus.

PORTUGAL

Desde el mes de enero la ministra de Cultura lusa, Graça Fonseca junto a las principales asociaciones del sector se están reuniendo para crear un grupo de trabajo y analizar el impacto de la pandemia y, sobre todo, definir las normas o procedimientos necesarios para que, incluso en el contexto actual, puedan celebrarse diferentes tipos de eventos sin que, no obstante, se comprometa la salud pública.

Desde el sector se ha presentado al gobierno luso medidas como la creación espacios burbujas libres de Covid-19 (tal y como se hace en los hospitales),  donde solo podrá asistir a un Festival quien haya sido vacunado o tenga un test negativo, al igual que se está realizando en los viajes de avión.

Además de otras medidas como formas de pago ‘cashless‘, vasos reciclables, alcohol en gel para repartir en mochilas. Además están surgiendo colaboraciones con laboratorios para la compra de tickets y pruebas PCRs.

REINO UNIDO

Los locales de música del Reino Unido se disponen a probar un pasaporte sanitario ideado por la empresa londinense You Check para acelerar la vuelta al directo del país.  Las pruebas, organizadas en colaboración con Music Venue Trust (MVT), están previstas para el mes de marzo en el 100 Club de Londres (con capacidad para 350 personas) y en el Exchange de Bristol (con capacidad para 250 personas).

El gobierno británico está promoviendo la figura del pasaporte sanitario digital que permitirá al personal organizador y a los asistentes verificar el nombre, la edad, y el resultado de la prueba de un asistente en un solo lugar y “facilitar la comunicación entre los promotores y todo su público, más allá del comprador principal de las entradas”.

Aunque los promotores británicos solicitan un seguro contra el coronavirus,  por ser el “mayor obstáculo” para que los eventos y festivales se puedan reanudar, y temen que haya un traslado de talento a otros países con mayores medidas de reactivación de la música en vivo.

Por su parte, desde el Departamento de Digital, Cultura, Medios de Comunicación y Deporte de Reino Unido mencionan: “Nuestro Fondo de Recuperación de la Cultura, dotado con 1.570 millones de libras, ya ha ofrecido más de 1.000 millones de libras a organizaciones artísticas, patrimoniales y de espectáculos para ayudarles a superar el impacto de la pandemia, protegiendo decenas de miles de puestos de trabajo creativos en todo el Reino Unido, incluidos festivales como Deer Shed Festival, End of the Road y Nozstock”.

Desde la iniciativa Let the Music Play: Save Our Summer 2021, la industria británica solicita al gobierno:

  • Una fecha indicativa para el reinicio del sector musical.
  • Un plan de seguros por cancelación respaldado por el Gobierno.
  • Apoyo financiero específico.
  • Ampliación de la reducción del tipo de IVA sobre las entradas.

HOLANDA

El gobierno holandés ha presentado un fondo de cancelación de Covid de 300 millones de euros que aliviará la carga financiera de los eventos en vivo para 2021.  Este fondo permitirá que todos los eventos con un aforo superior a 3.000 personas y que se celebren después del 1 de julio de este año sigan adelante y planifiquen sus eventos, sabiendo que el gobierno los respaldará económicamente si se ven obligados a cancelarlos.

Por otro lado, también se están organizando proyectos piloto al aire libre como el “Back to Live” donde el público será sometido a pruebas PCRs antes y después de los eventos, y deberán llevar máscaras en todo momento. Además, los asistentes serán “identificados” en la entrada y admitidos por fases antes de poder recorrer libremente el minifestival, que incluirá varios escenarios y camiones de comida.

BÉLGICA

El gobierno flamenco destina 50 millones de euros en concepto de anticipos reembolsables, para que los organizadores puedan empezar a construir su festival con un riesgo financiero reducido. Además de otros 10 millones de euros que tienen como finalidad ayudar  a los festivales de música más pequeños con medidas para proteger a los visitantes del virus, como la construcción de zonas de test rápidos.

A pesar de estas ayudas del gobierno flamenco, los organizadores piden que se aclare cómo podría ser el verano, especialmente en lo que se refiere a los aforos permitidos.

NORUEGA

El gobierno noruego va a destinar 350 millones de coronas noruegas (34 millones de euros) a un fondo de seguros de cancelación para festivales, lo que permitirá a los organizadores planificar este verano sin el riesgo financiero que supone un posible brote de Covid. El ministro noruego de Cultura, Abid Raja aseguró que “La cantidad del fondo tiene como finalidad asegurar una previsibilidad a los promotores, para que el sector pueda empezar a planificar diferentes escenarios y tener la confianza de que si las cosas van mal, saldremos en su defensa“,  

AUSTRIA

Austria fue pionero en el sector, cuando en septiembre de 2020, anunció  un “paraguas protector” para el sector turísticos y cultural de 300 millones de euros para dar seguridad a los promotores de conciertos, ferias y otros eventos en vivo. Se trata de un fondo de garantía parcial que cubrirá los costes básicos para el año 2021 en caso de que un evento tenga que ser modificado o cancelado. 

Carnet de vacunación en Europa

Varios países han anunciado sus planes de lanzar un pasaporte digital contra el coronavirus son Suecia (para el verano) y Dinamarca (en tres o cuatro meses), mientras que Polonia e Islandia ya han empezado a expedir el pase digital a sus ciudadanos.

En España, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González, ha comentado que “la certificación de la vacuna es algo hacia lo que vamos inevitablemente”;  por su parte el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ha pedido a la Comisión Europea que introduzca un certificado de vacunación contra el coronavirus estandarizado para facilitar los viajes dentro del bloque de la Unión Europea.

A continuación repasamos las medidas en dos países fuera del continente europeo pero con mucho peso en la industria de la música:

AUSTRALIA

Fuera ya de Europa, Australia por ejemplo se ha unido a otros países en el anuncio de planes de pasaportes sanitarios digitales que mostrarán el estado de vacunación y prueba de Covid-19 de los ciudadanos. Además, como consecuencia de su bajo índice de contagio ha sido uno de los primeros países en reactivar los eventos en vivo. 

En Australia, antes de la implantación nacional de la vacuna Covid-19, el gobierno anunció que todas las vacunas se registran en el Registro Australiano de Inmunización y los certificados estarán disponibles digitalmente a través de la aplicación de aplicaciones web o en copia impresa a través del proveedor de la vacuna. El primer ministro, Scott Morrison, declaró que es “muy probable que esta documentación sea necesaria para los viajes internacionales al país”.

Otras medidas adicionales de protección como estaciones de desinfección de asistentes, vigilantes de seguridad COVID, sistemas de registro, o incluso la prohibición de los moshpits. 

Asimismo, a principios de 2021, el Departamento de Salud de Australia Occidental dio a conocer las nuevas directrices de los eventos COVID después de un estudio de tres meses de duración sobre los eventos de música en vivo a finales de 2020, medidas como:

Los eventos musicales con menos de 1.500 personas son básicamente normales, así que no toda la esperanza está perdida. La música en directo y las discotecas pueden funcionar siempre que no superen este aforo pero esto no significa que los festivales de gran volumen puedan dividir su público en bloques de 1.500 personas.

Para el resto de conciertos requieren límites de capacidad relacionados con la regla de los 2 metros cuadrados por persona, con una capacidad máxima de 10.000 personas. Los grupos deben estar sentados a 1,5 metros de distancia, sin zonas de baile, y con un máximo de seis horas de servicio de alcohol. 

Estados Unidos

Los principales estadios y recintos de Nueva York con capacidad superior a 10.000 personas podrán reabrir al 10% de su capacidad a partir del 23 de febrero, siempre y cuando todos los asistentes y personal tenga una prueba de PCR negativa en las 72 horas anteriores. 

Además, el público deberá someterse a un control de temperatura al entrar en el recinto y se les exigirá que lleven la mascarilla puesta, así como la posibilidad de rastrear sus contactos. Los recintos interiores deben cumplir las normas de filtración, ventilación y purificación del aire, así como configuraciones de asientos socialmente distanciados. El doctor Anthony Fauci, el asesor médico del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo recientemente que si se vacunaba entre el 70 y el 85 por ciento de la población, los conciertos podrían volver a todo el país a finales de año.

Más información

Si quieres ampliar información sobre la implicación de la pandemia en la industria musical o contenidos sobre los aspectos legales y económicos del negocio de la música, visita HUB de Sympathy for the Lawyer, la firma legal referente en el sector musical y principal fuente de información sobre la actualidad legal, fiscal, subvenciones,…

Newsletter sign-up
Sign up to our newsletter for regular updates and more.

Contáctanos

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *