Primer concierto masivo con público de pie en Andalucía: proyecto de evento burbuja asesorado por Sympathy for the Lawyer

Primer concierto masivo con público de pie en Andalucía: proyecto de evento burbuja asesorado por Sympathy for the Lawyer

El próximo 25 de julio se celebrará el primer evento de música electrónica masivo de 2021, que también supone el primer concierto de grandes dimensiones en Andalucía en la desescalada. Se trata de un proyecto burbuja que ha contado con el asesoramiento del departamento de seguridad de Sympathy for the Lawyer dirigido por Raúl Valera.  

El público estará de pie y se realizarán 3.000 test de antígenos previos a todos los asistentes, como una ‘prueba de estrés’ para el recinto Marenostrum Fuengirola antes de comenzar el calendario de festivales con público de pie y sin distancia social. Este evento es el estreno del festival Castlepark, con Nina Kraviz como cabeza del cartel.

Será la primera vez que se haga un análisis masivo con test de antígenos a todos los asistentes a un evento musical en Andalucía. Este proyecto “burbuja” fue presentado y debatido por la Alcaldesa Ana Mula y el Concejal de Cultura en sendas reuniones con la Consejera de Cultura, Patricia Del Pozo, y el Consejero de Salud, Jesús Aguirre, que mostraron su conformidad con el mismo. El Ejecutivo regional ha autorizado previamente este tipo de pruebas para la celebración de citas deportivas como el Andalucía Open en Marbella o la ‘Spartan Race’ en Almería, así como un par de ferias comerciales en los palacios de congresos de Sevilla y Málaga. Aunque no hay precedentes en la región de este tipo de medidas en un evento musical donde se trata de congregar a 3.000 personas bailando al aire libre y junto al mar.

Esta ‘prueba de estrés’ supone la puesta en marcha del proyecto, donde el objetivo es que se llegue al 33 por ciento de la capacidad del espacio de Marenostrum Fuengirola. En ese momento, un total de 6.000 persona podrán estar sin riesgo de contagio en eventos en los que se habilite la pista de baile.

Para tal fin, al comprar su entrada los asistentes deberán registrar todos sus datos para un posible rastreo y reservar su cita previa para hacerse el test de antígenos durante el mismo día del concierto. El 25 de julio, en unas instalaciones separadas del espacio donde va a actuar Nina Kraviz, Héctor Oaks y Paco Guillén se realizarán los más de 3.000 tests de antígenos a todos los asistentes. La entrada será vinculada a la prueba mediante la aplicación oficial del festival. Así es como se comunicará el resultado antes de llegar al evento.

En el caso de ser positivo no irá a las puertas de acceso, si no a un punto habilitado donde se activará el protocolo de prevención. Si es negativo, al llegar a la puerta de acceso, se deberá mostrar el código QR en su móvil. Así la organización sabrá el resultado del test negativo y lo dejará pasar. En ese momento, recibirá una mascarilla FFP2 proporcionada por la organización con un código de colores, se desinfectará las manos, pasará por las alfombras para los pies y podrá acceder.

La pista de baile, donde van a estar las 3.000 personas, estará separada en tres zonas. Esas áreas se identifican cada una por un color (azul, blanco y negro). En la pista de bailes está prohibido bajar la mascarilla y, por tanto, no está permitido beber, comer, fumar o cualquier actividad que implique quitarse esta prenda.

Las tres zonas de la pista son tres burbujas diferenciadas en las que todos los asistentes tendrán todos los servicios necesarios, sin posibilidad de acceder al resto de áreas que no te permite tu entrada. En cada sector habrá una entrada, aseos, que se irán desinfectando durante todo el concierto, comida y bebida, que se deberá tomar en las terrazas habilitadas y no se podrán trasladar a la zona de baile.

 

*Imagen: https://marenostrumfuengirola.com/

Newsletter sign-up
Sign up to our newsletter for regular updates and more.

Contáctanos

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *