El Proyecto de Ley de Startups, ¿cómo afecta a la industria musical?

El Proyecto de Ley de Startups, ¿cómo afecta a la industria musical?

El pasado mes de diciembre se aprobó el Proyecto de Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes – más conocida como Ley de Startups – que se enmarca dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia promovido por el Gobierno de España.  

El Proyecto de Ley está dirigido a dotar de una serie de incentivos fiscales y de facilidades en los trámites administrativos a las empresas de nueva creación que tengan un carácter innovador, entre las que podemos encontrar las pertenecientes a las industrias culturales y creativas, y en concreto a la música.

A través de esta entrada consolidamos los puntos del Proyecto de Ley que consideramos esenciales y de mayor interés para quienes decidan emprender en el ecosistema musical. 

Requisitos para ser considerado startup

Los requisitos principales que recoge la norma para que una empresa sea considerada startup son:

  • Su carácter innovador.
  • Ser de nueva creación o con una antigüedad no superior a 5 años, como regla general.
  • Tener sede social, domicilio social o establecimiento permanente en España.
  • Que el 60% de la plantilla tenga vínculo laboral en España.
  • No haber distribuido dividendos ni haber sido cotizada.
  • Tener un volumen de negocio anual inferior a 5 millones de euros.

Incentivos

Pensando en recuperar el talento nacional y en atraer el internacional, el Proyecto de Ley ofrece una serie de ventajas para favorecer la inversión en la creación de hubs digitales en España:

  • Reducción del tipo impositivo en el Impuesto de Sociedades y el Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR), del tipo general del 25% al 15% en los cuatro primeros ejercicios desde que la base imponible sea positiva.
  • Aplazamiento de la deuda tributaria sin garantías ni intereses de demora.
  • Eliminación de la obligatoriedad de efectuar pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y del IRNR durante los dos años posteriores a aquel en el que la base imponible sea positiva.
  • Elevación de la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación de 60.000 a 100.000 € anuales. También el tipo de deducción, que pasa del 30 al 50 %.
  • Supresión de la doble cotización a la Seguridad Social durante tres años para aquellos emprendedores que mantengan simultáneamente un empleo por cuenta ajena.
  • Elevación del importe de la exención de tributación de las stock options de 12.000 a 50.000 € anuales.
  • Posibilidad de residir y trabajar en España durante cinco años y acogerse al régimen tributario especial para tributar por el IRNR, para aquellos emprendedores y trabajadores que se desplacen a territorio español.

Agilidad administrativa

Además de una serie de incentivos, se prevén medidas para simplificar y agilizar los trámites de creación de estas empresas:

  • Se habilitará una ventanilla única para la declaración del carácter innovador de la empresa y el acceso a los beneficios fiscales y sociales previstos por la norma.
  • Se permitirá la creación y puesta en marcha de estas empresas por medios telemáticos.
  • Se prevé la exención del pago de aranceles notariales y registrales y de las tasas por la publicación de estos en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME).
  • Para los inversores que no vayan a residir en España, no será necesario obligatorio obtener el número de identificación de extranjeros (NIE), exigiéndose únicamente que, tanto ellos como sus representantes, acreditan el número de identificación fiscal (NIF).

Las startups en la música

Como adelantábamos, una empresa de nueva creación en la industria musical también puede ser considerada una startup, siempre que cumpla con los requisitos que ya hemos comentado. Quizás la tarea más desafiante la encontremos en justificar el ‘carácter innovador’ que aporta la empresa. En este sentido, pueden seguirse dos caminos:

Un producto o servicio novedoso

La novedad del servicio, como es lógico, aporta una gran ventaja de cara a la justificación de ese carácter innovador del que venimos hablando. En el ecosistema musical se observa como las empresas, durante los últimos años, se esfuerzan por introducir innovaciones tecnológicas y digitales. Encontramos ejemplos claros como la creación de herramientas para detectar el público objetivo de un concierto; mejorar el break-even; apps para fomentar la interacción de los artistas con el público y lograr nuevas formas de monetización; o la introducción de instrumentos digitales y nuevas herramientas en la grabación y producción musical. 

Una estructura innovadora

No solo es importante poner el acento en la novedad del producto o servicio, sino también en la forma en que se trabaja para llegar hacerlo llegar al público o clientes. Es decir, aún ofreciendo un producto que no es nuevo en sí mismo, como podrían ser la producción discográfica, el management o la comunicación, podemos justificar su carácter novedoso poniendo en valor que se desarrolla a través de una estructura empresarial moderna que innova en las formas de relación con los clientes y proveedores y que genera un impacto positivo en el entorno. La introducción de procesos y soluciones digitales, la creación de empleo de calidad, la implementación de actuaciones en materia de sostenibilidad medioambiental y la adecuación de la actividad a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, en general, son algunos ejemplos que ayudan a acreditar el carácter innovador de una startup

Autor: Enrique Suárez

Imagen: Mario Gogh – Unplash

ayuda legal musica
Newsletter sign-up
Sign up to our newsletter for regular updates and more.

Contáctanos

    Leave A Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    ×