Skip to main content

La National Music Publishers’ Association (NMPA), la Nashville Songwriters Associations International (NSAI) y the Digital Media Association (DiMA) han llegado a un acuerdo histórico sobre las tarifas que reciben los autores por el uso de su música en las plataformas de música en streaming. El acuerdo, bautizado como Phonorecords IV, empezará a tener efecto en 2023 y plantea una subida progresiva de las tarifas del 15,1% actual hasta el 15,35% en 2027, lo que supondrán las tarifas más altas de la historia de la era del streaming. El Copyright Royalty Board, organismo estatal responsable de revisar estos acuerdos, aún debe dar luz verde al proyecto, aunque no se esperan sorpresas al respecto. 

El Phonorecords IV ha sido recibido con entusiasmo por todas las partes implicadas en el mercado de la música en streaming, pues consolida unas tarifas muy beneficiosas para los autores y acaba con años de disputas legales entre éstos y las plataformas digitales, que muchas veces acabaron en los tribunales.  

Las tarifas que establece este nuevo acuerdo unidas a la tendencia alcista del uso de plataformas digitales como medio de consumo de música reportarán con casi toda seguridad los mayores ingresos por royalties de la era streaming, en palabras de David Israelite, CEO de NMPA: “Veremos unos valores de las canciones sin precedentes.” 

Siguiendo nuestro habitual compromiso con la divulgación y para poder comprender mejor la noticia, haremos un breve repaso al significado de dos términos íntimamente relacionados pero que no deben confundirse: tarifas y royalties.  

¿Qué es un royalty o regalía en la industria musical?

Los royalties son las cantidades que reciben los autores como contraprestación por el uso que hace un tercero de sus obras. En este caso, Spotify o Apple Music liquidan royalties a los autores en función, principalmente, de las reproducciones que sus canciones tengan. Para conocer en profundidad sobre el reparto de royalties de Spotify y su liquidación puedes leer nuestro post al respecto.

¿Y las tarifas? ¿En qué se diferencian con los royalties?

Por su parte, las tarifas son los porcentajes de reparto sobre los ingresos que genera la obra que se pactan entre el autor y el tercero que quiere explotar la obra.  

En resumen, este acuerdo supone que las plataformas de streaming destinarán un 15,35% de los beneficios obtenidos por la explotación de las obras al pago de los royalties de los autores. Esa cantidad, el 15,35% de los ingresos, se repartirá entre todos los autores en función de las reproducciones, como ya hemos indicado. 

Autor: Pedro Fernández

La Newsletter #1 del negocio de la música

Cada semana te traemos las noticias clave, consejos e ideas sobre la industria.

Con enfoque ultrapráctico y sin venderte humo. Para mantenerte al día en lo que tardas en tomarte un café.

    Sobre Sympathy for the Lawyer

    Dejar un comentario