Skip to main content

Aunque un buen beef puede ser efectivo como herramientas de marketing, presentan riesgos legales sustanciales. Por un lado, las acusaciones y los ataques personales podrían llevar a que los artistas involucrados enfrenten demandas cruzadas por difamación y calumnias. Por otro lado, estas demandas podrían sentar precedentes legales que afecten la forma en que futuros «beefs» se desarrollen y sean manejados en la industria musical. ¿Puedes ir a la cárcel por la letra de una canción? ¿tiene algo positivo toda esta batalla verbal? ¿Está todo planeado?

📈 Todo no iba a ser malo…

Después de la supuesta supresión de los derechos de autor en los diss tracks entre Kendrick Lamar y Drake para conseguir publicidad, entendemos que los beefs en la industria generan una atención mediática y aumentan las escuchas de los artistas involucrados. Los influencers que analizan las letras, meten fragmentos para ilustrar sus vídeo, pero es posible que el sonido sea eliminado por el contenido explícito de las letras. Por su parte, el streamer estadounidense FaZe YourRage celebró que se hubiese levantado las restricciones, aunque ya avisamos es posible que los ingresos publicitarios potencialmente lucrativos sean desviados a la discográfica (we are not eating).

🤬 ¿Es que nadie piensa la difamación y las calumnias?

Pero estos conflictos también pueden derivar en importantes implicaciones legales. Estos conflictos públicos, caracterizados por ataques verbales y acusaciones en las letras de las canciones, plantean desafíos en cuanto a la difamación y calumnias. Cuando los artistas se atacan en sus letras, pueden hacer afirmaciones que lesionen la dignidad y reputación del otro. En el caso de que un rapero acuse falsamente a otro de un delito grave, como el abuso de menores, esto podría ser considerado calumnia si se demuestra que la acusación es falsa y realizada con malicia. La difamación, por otro lado, implica la realización de declaraciones que dañan la fama o la imagen pública de una persona.

🤖 La IA en los beefs: nuevas implicaciones legales

El uso de la inteligencia artificial en estos conflictos también introduce complicaciones legales adicionales que no se habían dado en beefs anteriores. Drake utilizó la voz generada por inteligencia artificial de un rapero fallecido, Tupac Shakur, para atacar a Lamar, lo que puede infringir derechos de propiedad intelectual y ser considerado una falta de respeto a la memoria del fallecido. De hecho, los herederos de Tupac, exigieron que eliminasen la canción por el uso no autorizado de su voz, petición que Drake tuvo que asumir si no quería meterse en otro lío.

🫢 ¿Las letras de una canción pueden llevarte a la cárcel?

Además, las letras de las canciones pueden ser utilizadas como evidencia en procedimientos legales. Un caso reciente en Georgia, involucra al rapero Young Thug acusado de crimen organizado, donde la fiscalía ha utilizado sus letras como prueba de sus actividades delictivas. La defensa argumenta que las letras son meras licencias artísticas y no deben ser tomadas como confesiones de crímenes reales. Este tipo de uso legal de las letras de rap plantea cuestiones sobre la libertad de expresión y el posible trato injusto hacia el género del rap en comparación con otros estilos musicales.

🤓 Nuestro consejo

Es crucial que los artistas y sus equipos legales consideren cuidadosamente las implicaciones legales antes de lanzarse a un beef. Las letras que cruzan la línea entre la expresión artística y las acusaciones dañinas pueden resultar en batallas legales costosas y potencialmente perjudiciales para la carrera de los artistas involucrados. Además, el impacto en la reputación y las oportunidades comerciales, como la pérdida de patrocinios y contratos, puede ser significativo.

La Newsletter #1 del negocio de la música

Cada semana te traemos las noticias clave, consejos e ideas sobre la industria.

Con enfoque ultrapráctico y sin venderte humo. Para mantenerte al día en lo que tardas en tomarte un café.

    Sobre Sympathy for the Lawyer

    Dejar un comentario