Skip to main content

2023 se cierra como uno de los años con más recaudación de la historia de la música en vivo a nivel global, por ejemplo las cien principales giras del año recaudaron más de 9.000 millones de dólares, según los datos de Pollstar. Se trata de un crecimiento del 46% respecto a 2022, algo impresionante incluso si descontamos la parte que se debe a la remontada definitiva sobre la bajada provocada por la pandemia. Dentro de la industria del directo, los festivales han mostrado un gran estado de forma en esta época post-COVID, con unos excelentes datos en cuanto a demanda del público y venta de tickets (más del 60% de festivales europeos vendieron el 80% de las entradas).

Sin embargo, al hacer balance del año que termina también aparecen los retos y preocupaciones de cara a 2024 para la viabilidad y rentabilidad de muchos festivales en España y Europa: encarecimiento de costes de producción, subidas de cachés, escasez de headliners, presión fiscal en contratación internacional, inseguridad jurídica con permisos y licencias, factores climáticos adversos cada vez más imprevisibles, los nuevos hábitos de la generación de jóvenes (Gen Z)

Unos desafíos que deberán ser resueltos desde dentro del propio sector, pero que también necesitan del apoyo decidido del gobierno en aspectos tales como incentivos fiscales, marco regulatorio, financiación, formación y promoción, para hacer más fuerte un sector estratégico como es la industria musical, que es motor económico, estandarte de la marca país y uno de los pilares del turismo de España y otros países.

El contexto: estadísticas de los festivales de música en 2023

El 21% de los festivales europeos hicieron sold out este año, mientras que el 64% de los eventos consiguieron vender más del 80% de las entradas vendidas.

El turismo de festivales sigue al alza: más del 10% de los asistentes a estos eventos en Europa eran turistas.

Los costes de producción han aumentado entre un 25% y un 30% en los últimos años. El precio medio de las entradas en los festivales europeos fue de 191,33€, un 8% más que en 2022.

La representación femenina en los carteles crece, pero sigue por debajo de los hombres: El 64% de las actuaciones fueron de hombres, mientras que el 35% de mujeres y el 1% no binarios. A pesar de lo anterior, dentro de los equipos de trabajo de los festivales, el porcentaje medio ha sido de un 53% de mujeres.

(fuente: European Festival Report 2023 IQ Magazine)

Los costes de producción vs precio de las entradas de festivales de música

El incremento de todos los costes de producción ha abierto un debate interno en la industria sobre la subida de precios de las entradas, e incluso ha forzado la cancelación de festivales a lo largo de 2023. Es el gran desafío a tratar en este 2024. Tras las consecuencias de la pandemia, unido a los conflictos sociopolíticos mundiales como la guerra de Ucrania han provocado un incremento en los costes de producción de más de un 25%.

Además, los casi tres años de parón del sector del directo provocó la desaparición de muchos de los proveedores de los grandes eventos europeos, puesto que al no haber eventos, tuvieron que adaptarse a otros sectores.

Esta subida de costes puede provocar la desaparición de muchos festivales por falta de rentabilidad en un futuro próximo, según palabras de Folkert Koopmans, CEO de FKP Scorpio (una de las grandes promotoras europeas que lleva festivales como el Hurricane Festival). Si estos precios se mantienen, según Koopmans, solo el 20% de los festivales europeos serán rentables.

Los grandes festivales europeos buscan la forma de reducir costes sin perjudicar a la experiencia y sin subir los precios de la entrada, conocedores que existe un límite económico que los fans están dispuestos a pagar por un abono de festival. Pero ¿cómo se puede seguir siendo rentable, con una subida de todos los costes de producción, sin aumentar los precios de la entrada? Es la pregunta del millón.

El propio Koopmans, pone de ejemplo el Hurricane para decir que su edición de 2022 con sold out desde antes de la pandemia, no solo no le hizo ganar dinero a la promotora, sino que lo perdió. Además, añadió que la promotora se mantuvo en beneficios gracias a las principales giras en solitario de grandes artistas como Ed Sheeran o los Rolling Stones o con paquetes VIP en estos espectáculos o en sus propios festivales.

Subida de cachés y escazez de cabezas de cartel

El aumento de costes también afecta a la contratación de artistas, con subidas de cachés y gastos repercutidos al promotor (las oficinas de los artistas también sufren los efectos de la inflación y encarecimiento de producción), y con muchos headliners buscando una mayor rentabilidad en hacer su gira propia con conciertos individuales.

Todo esto podrían ser los factores decisivos que provocarían una tormenta perfecta para muchos festivales, con escasez de cabezas de cartel y la consiguiente falta de tracción para la venta de entradas hacia un público al que cada vez es más difícil sorprender en los anuncios de line-ups.

A esto se suma que la fortaleza del dólar hace que contratar artistas que vienen de Estados Unidos sea más costoso y menos rentable. Algunos grupos estadounidenses están optando por quedarse en casa, ya que esto tiene más sentido financiero que venir a Europa.

Todo esto combinado hace que el trabajo de un booker sea más difícil que nunca.

Cancelaciones de festivales por falta de rentabilidad

El aumento de todos los costes comentado en el anterior punto, unido a la inflación económica que sufre la población, ha provocado un aumento significativo en el número de cancelaciones de festivales de música en 2023 por falta de rentabilidad o por falta de venta de entradas. Por ejemplo, de los 600 festivales que se celebraron en 2019 en Reino Unido, sólo 482 siguieron celebrándose en 2023.

En Alemania tenemos el caso paradigmático del Download Alemania, un caso parecido al extinto Download Madrid, el cual tuvo que cancelar su edición de 2023 que contaba con Slipknot, Parkway Drive, Volbeat y The Prodigy por la dificultad inasumible de la organización alemana de realizar la producción debido a los obstáculos ya comentados.

Entre las causas de cancelaciones de festivales europeos se encuentran también: la inseguridad jurídica para gestionar permisos y licencias, burocracia, partidas de subvenciones muy reducidas para música en comparación con otros sectores culturales, dificultades de liquidez para acometer los anticipos de cachés, el estancamiento en venta de entradas, caída de patrocinios, dificultad logística de traer artistas desde América,…

El factor climático, otro gran problema

Imagínate que estás organizando un festival y has conseguido salvar todos obstáculos por el camino a la hora de organizarlo: tienes los headliners que querías, el recinto y la producción está completa, has vendido todas las entradas, todo marcha bien y el festival parece que va a ser rentable (sobre todo por lo ingresado en las barras) pero… una tormenta arrasa con el festival.

Un fenómeno meteorológico con una probabilidad pequeña de producirse, pero que, en los últimos años, está creciendo y sucediendo más de la cuenta. Así lo anunció Robert Loncaric de la Universidad de Zadar en la European Festival Conference mostrando el enorme aumento en el número de «eventos climáticos extremos» en 2023 en comparación con 2010.

En la conferencia se destacó la importancia de contar con un contacto meteorólogo y en tratar de evitar fechas conflictivas en lugares determinados con posibilidades más altas de sufrir un clima adverso que pueda provocar la cancelación de un festival. Pero, claro, aunque esto ayuda la imprevisibilidad del clima siempre va a jugar en contra del festival.

Este año, el primer día de Primavera Sound Madrid fue cancelado debido a la persistencia del mal tiempo. Y es que en Madrid, de los 40 días de preproducción del festival, llovió en 35, lo que provocó que se inundaran todos los espacios de entradas al recinto de coches y camiones, además de que el plan de movilidad se tuviera que cambiar por completo. En el Wacken Open Air de Alemania tuvieron que reducir aforo, más de 25.000 personas a unos días del festival, debido a que las lluvias habían provocado que muchas partes de la zona de acampada fueran impracticables.

Los festivales están recurriendo a medidas costosas para evitar que el clima se convierta en un problema en el futuro, lo cual también es un coste más sumado a la producción.

Mirando al 2024 con optimismo

También hay factores que muestran las grandes oportunidades para promotores de conciertos y festivales, y también para oficinas de management. Se trata de ciertos cambios estructurales que convierten a la música en vivo en un bien escaso y muy demandado, y que pueden llevar a esta industria a crecer espectacularmente en los próximos años.

Sin duda, la música en vivo necesitará en 2024 más apoyo que nunca desde el lado de los poderes públicos, con voluntad política para apostar decididamente por la música como una industria clave a nivel económico y social. Pero la adaptación al nuevo contexto también depende de la capacidad del propio sector para que las empresas promotoras de conciertos y festivales optimicen su gestión financiera, legal y estratégica.

Para cerrar este artículo con esperanza y optimismo, debemos quedarnos con el historial de esta industria, que ya ha demostrado su habilidad para evolucionar y sobreponerse a muchas dificultades en el pasado. Y además, cuenta con el firme compromiso de Sympathy for the Lawyer e INCENTIVA Music como aliado para aportar toda la ayuda profesional para sus retos legales, gestión empresarial, conseguir financiación mediante incentivos fiscales, subvenciones y préstamos ventajosos, cumplimiento normativo, etc…

Si necesitas un compañero de viaje para superar con éxito los nuevos desafíos contacta con nosotros sin ningún compromiso.

La Newsletter #1 del negocio de la música

Cada semana te traemos las noticias clave, consejos e ideas sobre la industria.

Con enfoque ultrapráctico y sin venderte humo. Para mantenerte al día en lo que tardas en tomarte un café.

    Sobre Sympathy for the Lawyer

    2 comentarios

    Dejar un comentario