Skip to main content

¿Hay que firmar algún documento si una canción se hace entre varias personas? ¿Cómo se reparten los derechos de autor entre artista y productor? ¿Quién se ocupa de la gestión de derechos de una obra musical? ¿Qué diferencia hay entre productor, letrista, autor y compositor?

Cuando se realiza una colaboración musical hay que repartir la propiedad sobre los derechos o royalties de la canción. Este reparto condicionará la cantidad de dinero que llega a cada uno respecto a los ingresos futuros que se generen. Además, es probable que lleguen ofertas para que la canción aparezca en un anuncio, se quiera hacer un remix, nuevas versiones, etc. por lo que será necesario negociar y otorgar licencias. En definitiva, tomar decisiones sobre la canción.

Por un lado, en el plano editorial tenemos una obra musical en coautoría (varias personas han compuesto la música y/o música) y unos ingresos económicos futuros concepto de derechos de autor. Y en el plano fonográfico, tenemos una grabación o máster de esa canción que generará unos royalties cada vez que suene en plataformas de streaming, en radios, TVs,… o se edite en disco físico. En este artículo te explicamos cómo realizar el reparto de derechos de una canción entre autores y productores, y la importancia de firmar un Split Sheet por cada canción.

Banner 3 - Contenido gratis

¿Qué es un Split Sheet?

Un Split Sheet es un documento mediante el cual autores, compositores, productores e intérpretes establecen por escrito las titularidades, su cuota de participación en una obra musical y los porcentajes editoriales y de royalties por la explotación de la misma que percibirá cada uno de ellos. 

La diferencia del Split Sheet respecto de cualquier Contrato al uso radica en su extensión y contenido. Si bien es cierto que el Contrato preverá diversas situaciones e incluirá clausulado general como puede ser la confidencialidad, la responsabilidad de las partes, la garantía de autoría e indemnidad y un largo etc., el Split Sheet se limita a establecer titularidades, aportaciones y reparto de porcentajes con la finalidad de garantizar que cada parte interviniente en la creación de la obra, conste en los créditos correspondientes y perciba cantidades económicas resultado de la explotación por el trabajo efectuado.  

Dada la rapidez con la que, a día de hoy se generan y lanzan obras musicales, y por tanto la carga de trabajo a nivel gestión que esto supone para los artistas y sus equipos y otros agentes como editoriales y sellos, contar con un documento ágil que se centra en lo importante y que deja fuera otros aspectos que se pueden regular una vez la obra se ha lanzado es realmente eficaz. 

La importancia del Split Sheet en la música 

Es fundamental firmar un Split Sheet por escrito siempre que lleves a cabo una colaboración, ya sea como productor, autor, compositor o incluso como main artist. Este documento evita conflictos y asegura la constatación por escrito y el reconocimiento expreso a las aportaciones creativas, interpretativas y económicas y, por ende, el cobro de los royalties correspondientes por las mismas.  

¿Qué partes están involucradas en el acuerdo? 

En definitiva, un Split Sheet es un documento libre donde podrán constar más o menos partes en función de la intención de las mismas. Por ejemplo, podrá centrarse en la parte autora, en la producción, en los main artist o en los titulares finales.  

Nosotros abogamos por incluir a todos y cada uno de los agentes intervinientes. En este sentido y como se indica más arriba: autores y compositores, productores, artistas intérpretes, indicación de main artista, editoriales y sellos partícipes, de un modo u otro, en la cadena de creación.  

Si quieres profundizar todavía más, en este otro artículo explicamos de manera más amplia las implicaciones legales en casos de featuring o colaboración.  

¿Cuándo debo firmar un split sheet? 

El Split Sheet debe quedar redactado y firmado antes del lanzamiento del tema, esto es importante que sea gestionado especialmente por la parte titular del master, encargada de la explotación del mismo y, por tanto, muy probablemente de las liquidaciones de los beneficios de explotación.  

Si la canción se publica sin haber firmado un acuerdo que resulta complejo de alcanzar, algunas de las partes perderán fuerza en la negociación posterior. A modo de ejemplo y como se indica en el párrafo anterior, el artista cuya parte será la encargada de la explotación principal del tema, perderá fuerza negociadora si una vez lanzado trata de llegar a un acuerdo.

Con la obra en plataformas puede suceder que las otras partes aleguen que o se aceptan los porcentajes que solicitan o piden la retirada de la misma en virtud de los derechos morales de los que tanto hemos hablado desde SFTL. 

¿Qué información debe incluir el contrato de Split Sheet? 

El Split Sheet debe establecer: los datos de cada una de las partes, titularidad del máster, porcentajes por autoría y composición (incluidas posibles editoriales), porcentajes por royalties de máster (incluidos posibles sellos por Licencias de cualquier tipo que hayan tenido que ser otorgadas), indicación de main artist, fecha de lanzamiento, parte responsable del mismo y aportación efectiva en la creación de la obra musical.  

¿Cómo se reparten los royalties de una canción? 

Para determinar el porcentaje de autoría y reparto de royalties sobre una canción no hay reglas matemáticas exactas. Siempre vamos caso por caso, incluso hacemos un análisis en el mismo estudio de grabación para ponderar cuánto ha aportado cada autor o compositor.

Hay ocasiones en las que por simplificar se opta por partes iguales entre todos los intervinientes (si hay 4 compositores, un 25% de la autoría para cada uno). Pero no siempre el split sheet refleja un reparto según la aportación real, pues si se trata de un artista o productor con un nivel de fama superior al resto, es posible que se se firme un reparto superior para éste.

¿Cómo se reparte la autoría entre música y letra en una canción? Ejemplo de split sheet y reparto de royalties

Es habitual que se haga un reparto entre los autores de la letra como un bloque, y por otro lado un reparto respecto a la música como otro bloque de la obra, sumando en total un 100% entre ambos bloques.

Por ejemplo, imaginemos que en una canción intervienen 3 personas, de los cuales una persona es responsable de escribir la letra (autor) y otros dos se ocupan de la música (compositor). Una opción para este split sheet sería atribuir al autor un 50% y un 25% a cada uno de los dos compositores.

Conclusión 

Recomendamos no utilizar una plantilla de split sheet genérica. En la gestión de obras musicales es fundamental contar con un equipo que entienda en profundidad los derechos de autor y cómo funciona el negocio de la música para hacer un reparto adecuado y optimizar económicamente la futura recaudación de royalties.

Desde SFTL trabajamos de manera personalizada en cada proyecto y nos involucramos desde la fase de creación en el estudio de grabación, y posteriormente nos ocupamos de dar de alta las obras y asegurarnos de que llega el máximo beneficio para autores, artistas y productores. Puedes contactar con nosotros sin compromiso para conocer nuestra manera de trabajar.

Escribe: Paula Sánchez Manzanero, Head of Legal & Music Business Affairs de Sympathy for the Lawyer.

La Newsletter #1 del negocio de la música

Cada semana te traemos las noticias clave, consejos e ideas sobre la industria.

Con enfoque ultrapráctico y sin venderte humo. Para mantenerte al día en lo que tardas en tomarte un café.

    Sobre Sympathy for the Lawyer

    Dejar un comentario