Skip to main content

En todo tipo de contratos y acuerdos legales, es común que los esfuerzos de las partes e incluso de sus abogados, se centre en los detalles más evidentes y aparentemente significativos. Números, fechas y obligaciones específicas a menudo ocupan el centro del escenario, mientras que los «términos comunes” quedan relegados al olvido. Sin embargo, estos son, en realidad, los cimientos sobre los que se construyen los contratos, y una elección sabia a la hora de redactarlo puede tener un impacto significativo en el futuro la relación contractual o en el negocio de las partes.

En este artículo, exploraremos la importancia de prestar atención a los términos comunes y cómo pueden influir en el destino de las partes involucradas.

¿Qué son los términos comunes?

Los términos comunes, disposiciones de carácter general o también conocidas como «cláusulas generales» o «cláusulas boilerplate ,» son aquellas disposiciones en un contrato que no se refieren a una obligación específica, un precio o una fecha de entrega sino que establecen las reglas generales para la interpretación y ejecución del contrato. A menudo, se encuentran al final del acuerdo y se suelen pasar por alto debido a su aparente falta de relevancia.

La trampa de la ignorancia

Uno de los mayores errores que pueden cometer las partes en un contrato es ignorar los términos generales o, peor aún, aceptarlos sin entender completamente su alcance. Por ejemplo, la «cláusula de jurisdicción» especifica qué tribunal resolverá las disputas si surgen, mientras que la «cláusula de ley aplicable» establece qué leyes se utilizarán para interpretar el contrato. Si estas cláusulas no se consideran cuidadosamente, podrían llevar a disputas costosas y prolongadas en un tribunal extranjero, bajo leyes desfavorables o simplemente en otro idioma, lo que supone altísimos costes ya solo en traducción.

Los Términos Generales que Deben ser Considerados

  1. Jurisdicción y Ley aplicable

Como mencionábamos anteriormente, estas cláusulas establecen las reglas para la resolución de disputas. Es crucial especificar una jurisdicción y ley aplicable conveniente para todas las partes.

No seleccionar la jurisdicción más favorable en un contrato puede acarrear una serie de consecuencias como la elevación de costes, que pueden aumentar significativamente, ya que las partes involucradas pueden tener que sufragar gastos relacionados con abogados, traductores, viajes y otros aspectos logísticos para litigar. Además, al no podría enfrentar un trato legal menos favorable, lo que podría resultar en decisiones judiciales menos equitativas o justas. Por lo tanto, elegir la jurisdicción adecuada es esencial para garantizar un proceso legal eficiente y justo, así como para minimizar los costos y riesgos asociados a posibles.

Es importante señalar que además de acudir a los tribunales, se puede optar por utilizar medios alternativos de resolución de disputas, como la mediación o el arbitraje. La cláusula que lo prevea debe describir el proceso y las reglas que regirán estos procedimientos.

  1. Renuncia de derechos

Algunos contratos incluyen cláusulas de renuncia de derechos que pueden limitar la capacidad para tomar medidas legales en caso de incumplimiento. Estas cláusulas deben ser evaluadas cuidadosamente para evitar sorpresas desagradables en el futuro.

  1. Modificaciones y enmiendas

Los contratos a menudo contienen cláusulas que regulan cómo pueden modificarse o enmendarse. Estas disposiciones pueden ser determinantes en caso de que cambien.

  1. Resolución de disputas

Además de la jurisdicción y la ley aplicable, es importante definir cómo se resolverán las disputas, ya sea a través de litigios, mediación o arbitraje. Esta elección puede afectar significativamente la duración y los costos de la resolución de conflictos.

  1. Confidencialidad

Las cláusulas de confidencialidad pueden ser fundamentales para proteger la información sensible o comercial compartida durante la ejecución del contrato.

  1. Lengua Oficial

Es importante incluir una cláusula que establezca cuál será la lengua oficial del contrato y cual va a prevalecer en caso de conflictos entre las versiones de diferentes idiomas.

El peso de las decisiones futuras

La elección de estos términos generales puede tener un impacto duradero en las partes involucradas. Imagina un contrato internacional que se ve afectado por una cláusula de jurisdicción que requiere que las disputas se resuelvan en un tribunal extranjero. Este simple término general podría resultar en costosos viajes y complicaciones logísticas, además de favorecer o perjudicar a una de las partes.

Del mismo modo, una cláusula de renuncia de derechos puede limitar significativamente la capacidad de una parte para hacer valer sus derechos en caso de incumplimiento. Si no se presta atención a estos términos, las partes pueden encontrarse en una situación desventajosa en el futuro.

La Sabiduría de la Personalización

Cada contrato es único y lo que funciona en un contexto puede no ser adecuado en otro. Es esencial que las partes personalicen los términos generales de acuerdo con sus necesidades y objetivos específicos. Esto implica la revisión cuidadosa de cada cláusula boilerplate y, si es necesario, la negociación de los términos con la otra parte.

Conclusión

Todas las claúsulas pueden determinar cómo se resolverán las disputas, qué leyes se aplicarán y cómo evolucionará el contrato en el futuro. Ignorarlos o aceptarlos sin pensar puede tener consecuencias costosas y perjudiciales. Por lo tanto, es fundamental que las partes involucradas en todo contrato presten atención a estos términos y los personalicen según sus necesidades. Una elección sabia en estas áreas puede allanar el camino hacia acuerdos exitosos y relaciones duraderas.

Contáctanos sin compromiso y analizaremos tus necesidades para proponerte la solución que mejor se adapte

­En Sympathy for the Lawyer, ofrecemos soluciones integrales para músicos, productores, festivales y empresas de la Industria Musical. Nuestro equipo es experto en la gestión legal y económica de carreras artísticas y negocios de todo tipo. Confía en nosotros para potenciar tu éxito en el sector musical.

Ademas en nuestra plataforma HUB de la Música somos expertos en contratos y acuerdos de la Industria Musical y te enseñamos a negociar contratos para que no se te pase ni una coma! Registrate en nuestra plataforma y conoce nuestra oferta de cursos y materiales ultraprácticos.

Escribe: Irene Tirado-Roy, Head of Content de SFTL

La Newsletter #1 del negocio de la música

Cada semana te traemos las noticias clave, consejos e ideas sobre la industria.

Con enfoque ultrapráctico y sin venderte humo. Para mantenerte al día en lo que tardas en tomarte un café.

    Sobre Sympathy for the Lawyer

    Dejar un comentario