derechomusica
Nacimos
para esto
La música siempre fue un negocio duro. Y los tiempos están cambiando: ahora es un negocio más complejo y duro que nunca. Plataformas digitales, legislación confusa, live streaming, restricciones, transformación del modelo tradicional, boom del audiovisual, incertidumbre económica, pandemias.
Grandes riesgos. Grandes oportunidades. Sympathy for the Lawyer nació para que el derecho facilite el trabajo a artistas, productores, sellos, festivales, promotores, managers y técnicos.
Para proponer puntos de encuentro y acuerdos.

Para generar negocio y proyectos.

Para defender derechos y proteger intereses.

Para conectar creatividad y gestión.

Para dar una vida mejor a canciones, discos, conciertos.

Para llevar el derecho a la música.